jueves, 5 de octubre de 2017

"Maestro y Aprendiz" extracto del libro From A Certain Point of View

Star Wars: From A Certain Point of View es una colección sin precedentes de historias cortas celebrando el 40 aniversario de Star Wars. En este extracto exclusivo de "Maestro y Aprendiz" por Claudia Gray, Qui-Gon Jinn regresa a visitar a Obi-Wan (ahora llamado Ben) Kenobi en el desierto de Tatooine. Este bello pasaje nos da un vistazo interno a la preocupación de Obi-Wan por el niño a quien protege, sobre el alto plano existencial de Qui-Gon y sobre la naturaleza de la Fuerza.



Algunos creen que el desierto es estéril. Eso solo prueba que no conocen al desierto.

En lo profundo de las dunas moran pequeños insectos que tejen redes para atraparse entre ellos, y serpientes excavadoras con escamas del color de la piedra para que los cazadores no puedan encontrarlas. Semillas y esporas de plantas muertas hace tiempo permanecen dormidas entre el calor, esperando a la lluvia que llega una vez al año, o una vez cada década, o una vez cada siglo, y entonces es cuando brotan en su verdor tan breve como glorioso. El calor de los soles se hunde en los granos de arena hasta que brillan, conteniendo toda la energía y la posibilidad de convertirse en vidrio del color de las joyas. Todos ellos cantan notas individuales en la gran canción de los Whills.


No hay ningún lugar desierto de la Fuerza, y todos los que se unen con la Fuerza siempre encuentran la posibilidad de la vida.

El conocimiento precede a la conciencia. El calor se deleita y se posa sobre la mente antes de que la conciencia lo registre. Después viene la ilusión del tiempo lineal. Solo en ese momento nace un sentido de individualidad, un recuerdo de lo que es y lo que será, un conocimiento de sí mismo como una entidad separada de la Fuerza. Provee un punto de ventaja para experimentar el mundo físico en su complejidad y éxtasis, pero el dolor de esa separación solo puede soportarse porque la unidad regresará, pronto.

La fractura con el todo, esa memoria de existencia temporal, se resume mejor con la palabra con que fue conocida esa fractura. Su nombre.

“Qui-Gon.”

El nombre es mencionado por otro. Qui-Gon ha sido llamado. Recupera la memoria de sí mismo y toma forma, ensamblando la figura que tuvo en vida. Le parece sentir la carne que rodea los huesos, el cabello y la piel sobre la carne, las túnicas sobre la piel, y entonces, tan naturalmente como si lo hubiera hecho apenas ayer, baja la capucha de su túnica Jedi y mira a su Padawan.

"Obi-Wan." Vale la pena el trabajo de tener una existencia individual solo para poder decir el nombre. Así que también dice el otro nombre. "Ben."

El cabello de Obi-Wan se ha vuelto blanco. Las lineas han dejado huellas en su frente, alrededor de sus ojos azules. Viste una túnica Jedi tan gastada que ya es indistinguible del atuendo normal del ermitaño empobrecido que pretende ser. La mayoría de la gente pasaría de largo sin darle un vistazo. Sin embargo, Qui-Gon percibe la realidad física de la apariencia de Obi-Wan, puesto que ya no está limitado a la visión humana. Y logra ver al general confiado de la Guerra de los Clones, al joven y fuerte Padawan que siguió a su maestro en batalla, incluso al pequeño niño rebelde en el Templo a quien ningún Maestro tenía prisa por entrenar. Todos son parte de Obi-Wan, cada parte de su existencia previa está viva en este momento.

"Tienes miedo," dice Qui-Gon. Y sabe porqué; los eventos que tienen lugar a su alrededor están más claros para él que para Obi-Wan. "Buscas tu centro. Necesitas el balance."

Los vivos encuentran dificultad en no decirle a los muertos lo que ya saben. Obi-Wan ni siquiera lo intenta. "Puede haber stormtroopers Imperiales esperando a Luke en la granja de los Lars. De ser así..."

"Entonces lo rescatarás." Qui-Gon sonríe. "O el podría rescatarse a si mismo. O la hermana encontrará entonces al hermano."

Obi-Wan no se contenta tan fácilmente. "O podría morir. Su vida cortada a la mitad mientras es apenas un niño."

Para Qui-Gon, todas las vidas humanas le parecen tan imposiblemente breves. Los años son irrelevantes. Son los viajes a través de la Fuerza lo que importa. Algunos deben luchar para obtener ese conocimiento por muchas décadas; otros nacen casi con ello. La mayoría jamás comienza el viaje, sin importar que tanto vivan.

Pero Luke Skywalker...

"Luke tiene un gran viaje por delante," dice Qui-Gon. "No termina aquí."

"¿Lo has visto?"

Qui-Gon asiente. Eso tranquiliza a Obi-Wan más de lo que debería, porque él no puede adivinar el tipo de viaje que tomará.

Escrito por Claudia Gray.
Traducido por Mario A. Escamilla
Original de Qui-Gon Jinn Visits His Former Padawan in From a Certain Point of View – Exclusive Excerpt





No hay comentarios.:

Publicar un comentario